Portada > > Iniciativas

Bono social eléctrico

Compartir

La Xunta renueva su compromiso con las familias más vulnerables y, en 2022, cuenta de nuevo con ayudas complementarias al bono social del Estado para evitar, así, los cortes de suministro eléctrico en los hogares gallegos con más dificultades.

 

Esta línea de apoyos está dirigida a los consumidores vulnerables severos en riesgo de exclusión social. En concreto, los destinatarios son personas residentes en Galicia y titulares de un servicio de suministro eléctrico que sean consumidores vulnerables severos (por tanto beneficiarios del bono social estatal con un 40% de descuento) y estén en riesgo de exclusión social.

Los apoyos, que se otorgarán por concurrencia no competitiva a todos cuantos cumplan los requisitos, serán de un 50% de la factura eléctrica correspondiente a la vivienda habitual del solicitante y tendrán una cuantía máxima anual de 300 o 450 euros -en el caso de familias numerosas-.

Las familias con más dificultades que se beneficien de este programa de apoyos tendrán garantizado el acceso continuado al suministro en los hogares, dando respuesta a una necesidad básica de los ciudadanos, pues no se les podrá cortar el servicio mientras sean beneficiarios de esta ayuda.

Se establece un plazo máximo de un mes desde la presentación de la solicitud hasta su resolución, por lo que una vez que se compruebe que se cumplen los requisitos, se realizará el pago por parte de la Vicepresidencia segunda y Consellería de Economía, Empresa e Innovación directamente a los comercializadores de referencia con los que se haya firmado un protocolo de colaboración.

La Xunta destina 1,9 millones de euros a la convocatoria de 2022, cuantía que será ampliada en caso de ser necesario. 

 

Organizaciones: Dirección General de Planificación Energética y Recursos Naturales
Tema/s: Energía
Colectivo/s: Consumidor/a